Retratos de Actrices y actores

¡No lo voy a negar! Hacer fotos de retratos para un fotógrafo es especial. Existe una comunicación de vasos comunicantes entre fotografiado y fotógrafo, está siempre ahí, letente y  muchas veces esquiva. Siempre se establece una relación que ahonda, o no, y nos ayuda a entendernos.

Cuando eso sucede, la sesión fluye gratificante para ambos. Hablamos el mismo idioma, nos conocemos, cofiamos sin reservas y siempre en estos casos obtenemos un gran resultado. Para el fotógrafo conseguir algo tan simple como una imágen certera, supone una gran recompensa. Y para el,  o la fotografiad@ reconocerse  y a veces descubrirse…no se exáctamente lo que significa para ellos. Pero lo que si siento, pienso y creo,  es que es beneficioso para ambos.