Recuerdo que en algún momento era capaz de correr tan rápido como una centella, adelantar la guagua y llegar a la parada antes que ella ¡Y todo eso, sin que mi corazón se desviara de las cosas que realmente importan! ¡Sin sudor, que delatara que...

Existe una ligera pátina de color tabaco, que disipan los brillos y los colores pierden su eficacia. Desde esa época innombrable, parece que parte de la energía de los átomos que nos materializa, se ha diluido en un infinito enorme ¡Echo de menos los días...